Sitios relacionados
Menu

Juan Manuel Santos recuerda con cariño una conversación que sostuvo años atrás con su amigo Gabo, y la lección que aprendió con la descripción de un evento cotidiano de la vida del Nobel. Así lo narra el Presidente:

Eran los años setentas, Gabo tenía un apartamento en Cartagena en un edificio que llamaban La Maquina de Escribir. Me había invitado a almorzar.

Cuando llegue estaba furioso, echaba chispas, me dijo que llevaba tres días queriendo encontrar cómo se llama el juego donde los niños de la calle competían para ver a quien le quedaba más cerca la moneda cuando la tiraban contra la pared.

Conversamos, se calmó y nos fuimos a almorzar.

Esta anécdota, que en su momento parecía no tener trascendencia, me enseñó sobre el valor de la carpintería de la literatura, es decir, sobre el uso correcto de las palabras. Esa es una lección que nunca olvidaré.

Videos

Los invito a que me sigan en Facebook

JMSantos.Presidente

Los invito a que me sigan en Twitter

JuanManSantos

Los invito a que me sigan en Youtube

Juan Manuel Santos

Los invito a que me sigan en Instagram

JuanManuelSantos

Sigue a Juan Manuel Santos en Facebook

Sigue a Juan Manuel Santos en Twitter